91 217 32 81 - 615 908 332 correo@advitampsicologos.es Plaza del Ángel, nº12 (Madrid) Abierto de 9h a 20h

La autoestima: claves para mejorarla y aceptarse uno mismo

La autoestima es un concepto algo general que engloba muchos aspectos de la persona. Una de cada tres personas que acuden a una consulta de psicología tiene problemas en esta área. Podríamos definirla como un cúmulo de ideas, sentimientos, cogniciones, percepciones y valoraciones que hacemos acerca de nosotros mismos.

mejorar autoestima

 

La base de nuestra autoestima se forja en los primeros años de vida y en la relación con nuestras figuras de apego: los padres o aquellos sujetos que ejerzan de educadores, referentes o modelos sociales más inmediatos. Después, a lo largo de la vida iremos acumulando experiencias y relaciones que, al menos en parte, estarán determinadas por esta autoestima de base, y a su vez influirán sobre la misma en un sentido positivo o negativo. Así podemos decir que la autoestima es a la vez causa y consecuencia de muchos de los problemas o limitaciones que padecen las personas en su vida diaria y en las relaciones.

 

Vamos a presentar algunos recursos que, cultivándolos con cierta constancia y tesón fortalecerán y harán crecer nuestra autoestima.

 

1.      Ser aceptantes con nosotros mismos

Aunque te resulte extraño o paradójico, lo primero que queremos recomendarte es que trabajes para aceptarte y quererte en todos los aspectos y dimensiones de tu ser. Esto no quiere decir que nos volvamos cómodos o conformistas o que perdamos la capacidad de ser autocríticos. Por supuesto que es compatible con desear mejorar y alimentar un espíritu de superación. Lo que queremos enfatizar es que todos, absolutamente todos los aspectos de tu ser, te convierten en el ser único especial que eres. Y esto es así te guste o no, así que más vale que comiences a aceptarlo. Tanto esas capacidades de ti que más valoras como esos defectos por los que más te castigas, te definen lo quieras o no. Permítete no ser perfecto y acepta tus defectos. Cuanto más aprendas a aceptarlos y a sentirte cómodo con ellos menos poder les conferirás sobre la forma en la que te afectan.

 

2.       Practica ser asertivo en el día a día y en las relaciones

Ser abierto emocionalmente, sentirnos cómodos haciendo valer nuestros derechos, opiniones, sentimientos o intereses en las relaciones, demandar de los demás aquello que necesitamos o ser capaces de poner límites de una forma adecuada, son sin duda síntomas de una buena autoestima. Si aprendes a gestionar las emociones que se dan en el contexto de las relaciones interpersonales de forma sana, defendiendo eso que para ti es importante, ya tienes mucho camino recorrido, pues cada vez que eres asertivo estás enviando a nivel subconsciente el mensaje de que tus sentimientos son importantes, luego tú eres importante también. Lógicamente para lograrlo, primero debemos ser capaces de identificar en cada momento que es lo que necesitamos para sentirnos bien o que nos está afectando negativamente y esto ya nos obliga a prestar más atención a nuestros sentimientos en relación a lo que vivimos y a las relaciones. No es una postura egoísta en absoluto, recuerda que para poder estar bien con los demás primero has de sentirte bien contigo mismo.

 

Te aconsejamos que profundices en recursos para ir desarrollando y practicando una conducta asertiva o que trabajes con un profesional las causas que te llevan a ser pasivo en las relaciones o excesivamente complaciente. Puede cambiarte la vida para bien en muchos aspectos.

 

3.       Cambia tu autodiálogo

¿Verdad que a menudo te sorprendes a ti mismo dirigiéndote mensajes del tipo: “soy un inútil”, “no valgo para nada”, “vaya cara tengo”? Si no eres consciente es aun más grave. Sería bueno que empezaras a identificar todas estas atribuciones negativas que haces acerca de ti mismo y empezaras a cambiarlas. Recuerda que no has nacido con esos mensajes insertados o programados en tu código genético. Están entretejidos de alguna manera con el resto del autodiálogo que conforma tu consciencia. Seguramente, estos pensamientos negativos parten de sentimientos, pero no queremos agravarlos dándonos más mensajes negativos desde el “yo”. Probablemente tienen que  ver con mensajes que te hacían llegar cuando eras pequeño, con o sin palabras, o a veces a eso que hubieras necesitado escuchar para quererte un poco más y que no llegaba nunca. Precisamente por esto, desde tu parte consciente o desde tu “yo” es importante que procures convertirte en tu mejor amigo, para que envíes un mensaje antídoto y positivo a esas otras partes más inconscientes que a menudo se sienten insuficientes, torpes, culpables, etc. Sobre todo en los peores momentos. La terapia cognitiva te puede ayudar a identificar estos pensamientos y a manejarlos de forma adecuada para que mejore tu autoconcepto.

 

4.      Sé un poco vanidoso

Si, lo que lees… Todo puede estar bien en su justa medida. Ni nos vamos a volver fashion victims, ni vigoréxicos, ni narcisistas, pero si que el vernos un poco atractivos, ponernos cosas que nos sientan bien o con las que nos vemos favorecidos o invertir un poquito de tiempo en cuidados personales, son detalles que también mejoran la autoestima. Por un lado porque, una vez más, estaremos enviando mensajes positivos a nivel subconsciente, y por otro, porque los demás también nos reforzarán con sus comentarios y apreciaciones. Recuerda el famoso eslogan de aquel champú: “¡porque yo lo valgo!”. Aunque te parezca un poco tonto, esa es la actitud.

 

5.      Aprende a aceptar los halagos y cumplidos de los demás

Seguimos el planteamiento de incorporar cosas buenas para compensar esas partes más carentes de nosotros mismos y darles, siempre que sea posible, una dosis de aquello positivo que les falta, ya sea en el contexto de las relaciones o de cómo nos tratamos a nosotros mismos.

Cuando alguien te dice: “¡qué guapa estas hoy!”. Y tú piensas: “bah, lo dice por hacerme sentir mejor”. ¿Crees que le estás haciendo un  favor a tu autoestima? Aprende a aceptarlo con humildad y agradécelo. Además, si no lo aceptas por ti mismo, acéptalo al menos por la persona que te hace llegar el elogio, de lo contrario estarás cuestionando la honestidad de los sentimientos de esa persona hacia ti. Esto es algo que puede molestar o herir los sentimientos de los demás.

 

6.      Persigue siempre tus metas y sueños

Nunca inviertas tu tiempo en personas que no te corresponden ni estés a expensas de ellas. Recuerda que quien espera, desespera. En lugar de esto, concéntrate en tus metas, aficiones, objetivos y sueños. Tu autoestima también se alimenta de esto.

 

7.       Rodéate de gente positiva y que te quiera de forma sana

Procura relacionarte con personas que te traten bien y que te hagan llegar mensajes positivos a menudo. También con aquellas que te hagan sentir escuchado y que traten de ser empáticas y ponerse en tu lugar de vez en cuando. Personas con las que sientas que puedes ser tu mismo y que puedes expresarte libremente sin tener que estar midiendo tus palabras o temiendo como van a reaccionar a cada cosa que dices. Huye de personas críticas y dominantes. Aunque aparentemente nos parecen muy seguras de sí mismas, no te engañes, suelen ser las más inseguras con diferencia y lo que hacen es proyectar continuamente aquellos aspectos de sí mismos que más les desagradan sobre los que tienen más cerca. Estas son personas muy dañinas para la autoestima, nos la minan y desgastan sin que apenas nos percatemos.

 

¿Qué otros recursos o herramientas se te ocurren para conseguir quererte un poco más? A veces un pequeño truco puede resultar muy valioso…

 

 

Si te ha gustado o resultado de utilidad este artículo, te agradecemos que lo compartas en las distintas redes sociales, o que escribas algún comentario a continuación del mismo. De esta manera nos ayudas a darle vida al blog y a promover nuestras publicaciones. ¡Muchas gracias!

 

 

 

6 comments on “La autoestima: claves para mejorarla y aceptarse uno mismo

    Jorge A. Calzado Post author
    Reply

    ¡Hola, Sandra! Pues me tomo tu pregunta como una propuesta para un nuevo artículo, si te parece, y la semana que viene lo publico… Es un tema que realmente merece tratarse con detenimiento.

Reply

Muchas gracias por tu artículo. Seguiré tus consejos. Creo que será complicado subir mi autoestima, pero poco a poco quizás lo consiga.
Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *