91 217 32 81 - 615 908 332 correo@advitampsicologos.es Plaza del Ángel, nº12 (Madrid) Abierto de 9h a 20h

Programación Neurolingüística (PNL)

Es un modelo de comunicación que sostiene que las conductas se basan en estructuras aprendidas. A través de este modelo y de sus técnicas, sostiene que se pueden aprender dichas estructuras logrando así los cambios y las conductas deseados.

Fue creada en la década de los setenta por R. Bandler y J. Grinder. Estos autores apuntan a una conexión entre los procesos neurológicos, el lenguaje y los patrones de comportamiento adquiridos a lo largo de la vida. Mantienen que podemos cambiar o reprogramar estos patrones o estructuras de comportamiento para obtener cambios positivos a nivel personal, profesional o terapéutico.

Se emplea a menudo para tratar problemas como ansiedad, depresión, fobias, baja autoestima, problemas de tipo psicosomático, etc.

Concibe que las personas creamos programas a nivel neurológico a través de los sentidos. Dentro de esto, divide a las personas en visuales, auditivas y kinestésicas, dependiendo de qué sistema predomine en una persona a la hora de percibir y codificar mejor su realidad. Así encontramos personas que perciben mejor el mundo o se relacionan con él y con los demás más a través de la vista, del oído y otras a través del tacto, el gusto y el olfato. Incorporamos información a partir de los sentidos y después organizamos estos datos sensoriales para crear representaciones o programas acerca de las cosas. Después a través del lenguaje, tanto verbal como no verbal, ejecutamos estos programas.

Existe un conjunto de herramientas para identificar las representaciones o programas que guían el comportamiento y el sentir del sujeto en el momento presente y también recursos y estrategias para cambiar dichos programas y conseguir así el cambio deseado. Algunos de estos recursos son el rapport, la calibración, el uso de sistemas representacionales, uso del metalenguaje, anclajes, etc. Por ejemplo, mediante el rapport y la calibración podremos identificar los patrones actuales y después con recursos como el empleo del metalenguaje y anclajes llevaremos al sujeto a un cambio en su sistema representacional, obteniendo así la mejoría deseada.

Nosotros como psicólogos, concebimos la PNL más que como un modelo terapéutico en sí mismo, como un conjunto de estrategias y recursos de los que nos servimos para realizar psicoterapia. De esta forma, a menudo empleamos los recursos que nos ofrece este modelo conjuntamente con otras herramientas, como la hipnosis clínica y regresiva.

Si bien es cierto que este modelo tiene muchos detractores que vienen cuestionando su rigor científico desde hace tiempo, en la práctica diaria encontramos que sus recursos y estrategias se muestran bastante efectivos. Sobre todo cuando los insertamos en el contexto de la terapia o los combinamos con diferentes enfoques psicoterapéuticos, permitiéndonos así obtener a menudo resultados positivos de forma rápida.